la única realidad de la que no podemos escaparnos es Dios y su Amor Eterno.

Advertisements

About this entry