los estudios epidemiológicos son como las bikinis; lo que muestran es interesante, pero lo que ocultan es escencial.


About this entry