BIG RELATO: II: REVELANDO UN SIMULACRO…(Eduardo Sanguinetti)

II
REVELANDO UN SIMULACRO MOMENTÁNEO DE NADA

Al descender de las puras ideas a los caminos tortuosos de la conducta humana, el miedo más aún que el orgullo, se convierten en el motor primero de las abominaciones.

La osadía de “Èl”, que preconiza el libre juego de los sentidos y trata sin despreciar los placeres carnales, exasperan a la otredad propensa en este terreno a mucha superstición y a bastante hipocresía. Poco importa que el hombre que que a ello se arriesgue sea más austero que sus encarnizados detractores y mucho peor si practica alguna virtud: infunde más miedo cuando no se les puede despreciar por entero.

Siendo un sujeto en posición de acto continuo, hacía pensar que la materia que constituía su potencial, permanecería en continua transformación sin llegar a ver la luz. No podía detenerse en lo que los otros consideraban el apogeo de la situación práctica cotidiana, en su cenit…más allá nada…todo misterio…todo desconfianza…todo estupidez.

Me alejé de`”Él” para ubicar más en un contexto de límites no definidos al lector. De eso se trata, ¿no? Y “Él” personaje idealizado por él mismo, siguió su vida de derrotero en derrotero, sin parecer ver ni oir nada.Un alma palpitando en una cáscara de huevo vacía…revelando un simulacro momentáneo de nada.

En el límite extremo de esa nada momentánea nos llega su Relato…a veces intervenido en forma alternada por la irrupción de mi escritura, que actúa arbitrariamente como mirada descifradora de “Él” y su poética nutrida de estremecimiento.


About this entry